viernes, 9 de noviembre de 2007

Bloomframe: Ventana + balcón


Bloomframe® es una ventana que se puede transformar en balcón. Diseñada por el estudio de arquitectura holandés Hofman Dujardin. Según sus creadores, la solución espacial en viviendas ubicadas en zonas densamente pobladas.

via > MoCo Loco - arkinetia blog - move your mind

Dreaming Wall

Dreaming Wall; imágenes de mensajes SMS son expuestas en forma aleatoria sobre una fachada.. Este proyecto de arte urbano se está desarrollamdo en Milán hasta el 31 de marzo...


Más info > Conceptual Devices / Dreaming Wall

La Casa Digital

La Casa Digital

Entre el 6 y 20 de marzo el público tuvo la oportunidad de ver un prototipo de la Casa Digital, en la Architecture Foundation’s Yard Gallery de Londres. El estudio inglés Bell Travers Willson fue el responsable de llevar el diseño digital a la construcción. En la realización de la Casa se utilizaron las ventajas de la producción con alta tecnología, tales como la velocidad (cinco veces más rápido que los programas de construcción ordinarios), la perfección en acabados y el bajo presupuesto.... Más > Arkinetia

via > move your mind

Etiquetas: ,

AddThis Social Bookmark Button

La casa de 1 m de ancho



1m de ancho y 10 de alto son las medidas de esta casa en Madre Deus, Brasil, diseñada por Helenita, su propietaria... ahboon.net

Banco DZ - Berlín - Frank O. Gehry

Banco DZ - Fachada Banco DZ

La sucursal en Berlín del Banco DZ es uno de los edificios más interesantes de Frank O. Gehry. Unas normativas estrictas, vigentes para obras construidas en el centro de Berlín, hacían imposible prever una envuelta escultural como en Bilbao. El Gehry ‘tradicional’ se produce, pues, en el área de la entrada; como una curiosa solución al requerimiento de espacio de reunión y conferencias para el edificio. La enorme claraboya de vidrio expone tras su transparencia una estructura de gran complejidad con comportamiento y formas similares al casco de un barco; contrastando enormemente con la sobriedad del cuerpo del edificio que se muestra a la Pariser Platz.

La estructura de forma-libre del auditorio de conferencias fue el trabajo más complicado de todos, completamente realizada en estructura de tipo frame esta increíble y original pieza tiene 29 metros de largo, 12 metros de profundidad y 10 metros de alto. La concha “shell” formada por dos piezas iguales (mitades) es la estructura donde se apoya el anillo de hormigón armado que sujeta las complicadas coberturas de vidrio y los puentes. La planta de entrada fue diseñada en forma elíptica, para recibir la estructura con forma de casco de barco en su interior. La “concha” está formada por una estructura transversal de jácenas en forma de costillar que pasan cada 80 centímetros y unas vigas longitudinales de estructura tubular de 10 centímetros de diámetro. Adicionalmente se han añadidos uniones con barras de acero en forma de cruz, en los espacios de la cuadrícula estructural, para estabilizar la estructura.

La sala plenaria de conferencia tiene un aforo de 100 personas y un área de 188 metros cuadrados.

Hall Hall

Atrium Atrium

Detalle Estructura Detalle Estructura

Malla Estructural Malla Estructural

Planos Planos

Puente Puente

Centro de Convenciones Centro Convenciones

Salones Interiores Salones Interiores

Fotos Copyright Arquinews.com

sábado, 3 de noviembre de 2007

PEKIN Y EL CENTRO DEL UNIVERSO



BEIJING AND THE CENTER OF THE UNIVERSE

ENGLISH SUMMARY FOLLOWS SPANISH

Desde tiempos remotos los arquitectos y urbanistas chinos han concebido sus edificios y ciudades basados en relaciones con la naturaleza y los puntos cardinales, ideando la ciencia geomántica del Feng sui. Una de sus aplicaciones más notables es la llamada Ciudad Prohibida o Gugong, morada de las dinastías Ming y Qing hasta 1911. Gugong es el centro de Pekín y por ende el centro de China y también el centro del mundo (China significa “el país del centro del mundo” en chino y japonés).

La Ciudad Prohibida
Imagen Google Earth


A diferencia de Chang An en que el palacio se encuentra en el extremo norte de la ciudad, en Beijing el palacio se encuentra en el centro geométrico de la misma. Ese mismo principio se había seguido en Dadu, ciudad sobre cuyas cenizas se construyó Beijing.
El esquema comienza con la creación de la muralla , con tres puertas a cada lado. Grandes avenidas conectan estas puertas y se dirigen hacias el palacio en el centro.
Un templo para los ancestros imperiales se yergue al este del centro de la ciudad, altares a la tierra y los granos al oeste, el salón de la audiencia del emperador sur y los mercados al norte.

El complejo urbano se inicia al sur con la famosa Plaza Tiananmen, la más grande del mundo (500 x 800 m), donde Mao Zedong fundara la República Popular China en 1949. Este espacio reemplazó a la “Vía Imperial”, una alameda que existía en tiempos previos a la revolución. Este es el inicio del eje urbano Norte Sur, símbolo del poder y autoridad imperiales.

Eje Norte Sur en la Plaza Tiananmen
Foto C. Zeballos.


Plaza Tiananmen. Al oeste, de forma elíptica, el nuevo Gran Teatro Nacional
Imagen Google Earth

Al norte de la plaza se ubica Gugong, la amurallada ciudadela que contiene 9,999 edificios, convirtiéndose en el complejo palaciego más grande del mundo. Siguiendo el eje de composición, edificios y espacios públicos se ordenan simétricamente a lo largo de un kilómetro, siguiendo el modelo de la cosmovisión mágico religiosa China.

La ciudadela se dividía en dos áreas generales: hacia el sur, la parte más externa, donde los emperadores ejercían su poder sobre la nación, y la parte norte, donde los soberanos residían en la más estricta privacidad.

Puerta meridional o Wumen separada por el Río Dorado Interior
Foto C. Zeballos


El ingreso principal al sur, o Wumen (Puerta Meridional), contiene 5 entradas. La puerta central, alineada al eje mágico, era de uso exclusivo del emperador, como así lo era el puente de mármol que cruzaba el “Río Dorado Interior”. A sus costados sendos puentes permitían el paso de la emperatriz, oficiales e invitados. Tras cruzar el río una gran plaza preside el Taihemen (Puerta de la Suprema armonía) y a continuación, luego de una segunda generosa plaza se yergue el Taihedian (Salón de la Suprema Armonía), el edificio más alto del complejo donde los emperadores ejercían su soberanía.
Taihedian o Salón de la Suprema Armonía
Foto C. Zeballos


Los edificios subsecuentes al Taihedian, el Zhonghedian (Salón de la Armonía Central) y el Baohedian (Salón de la Armonía Preservada) también se alinean en el mismo eje, levantándose sobre magníficas terrazas de mármol.

Detalle de las terrazas labradas en mármol
Foto C. Zeballos


Detalle de los techos, pintados de color dorado, color imperial. También se aprecian los dragones de mármol que servían como gárgolas para evacuar la lluvia
Foto C. Zeballos


La misma disposición simétrica es seguida en los aposentos reales, con los edificios centrales alineados al eje y otros cientos de edificios secundarios apostados a los costados. Finalmente el Jardín imperial o Yuhuayuan, de forma rectangular, contene un pabellón en cada esquina, representando las cuatro estaciones.

Curioso árbol cuya base se bifurca.
Foto C. Zeballos


Para enfatizar este eje aún más una pequeña colina artificial se ubica al norte de la ciudadela, protegiéndola contra malos espíritus.

A través de los siglos, y tras varias reconstrucciones y remodelaciones, Gugong atesoró los más preciados principios de la sabiduría China, siguiendo una jerarquía absoluta y vertical, donde el emperador era el centro del universo, el hijo del sol. Hasta que a principios del siglo XX la revolución hizo abdicar al emperador Puyi a favor de un gobierno popular. Vendrían luego los tiempos de la cruel ocupación japonesa, en una historia que Bertolucci nos ilustra en su film “El Último Emperador”

Tras el aislamiento en la época de Mao Zedong, la Pekín contemporánea se abre al mundo retomando sus raíces, pero a la vez se renueva ofreciendo un planeamiento urbano alternativo y moderno, acogiendo las más revolucionarias propuestas del mundo occidental.

La propuesta del nuevo Pekín retoma el eje ordenador norte sur, en tres zonas claramente diferenciadas:

a) En el área central se emplaza el área Patrimonial, en donde a la Plaza Tiananmen, la Ciudad Prohibida, el museo de la Revolución e Historia China, el mausoleo de Mao y la Asamblea Popular, se añade el novísimo Gran Teatro Nacional, proyecto de Paul Andreu.

Gran Teatro Nacional de China
Imagen 3D cortesía de Paul Andreu


Emulando una gigantesca perla emergiendo de una laguna, la estructura de titanio cubre una superficie de 150,000 m2, alojando un teatro, un salón de óperas y una sala de conciertos, en un total de aproximadamente 5500 asientos. La concepción de esta obra emula un tránsito gradual de lo cotidiano a lo sublime, por lo que la entrada es un pasaje cristalino subacuático de 60 m, dejando a la fachada intacta y sin fenestraciones.

Gran Teatro Nacional de China, interior
Imagen 3D cortesía de Paul Andreu

A fin de mantener su carácter popular, el área exterior es tratada con parques y plazas públicas, entendiéndose al conjunto como un forum abierto a la población y no a una élite exclusiva (presionar aquí para ver un artículo sobre la obra, en inglés).

Gran Teatro Nacional de China, interior
Foto cortesía de WAN/ Xuefeng Zhang

b) El eje Olímpico Internacional, proyecto de los americanos Sasaki y asociados, que, a decir de los proyectistas, busca ser un balance entre Oriente y Occidente, tradicional y contemporáneo, construído y natural. En una disposición que alude la cronología dinástica de los antiguos gobernantes chinos y respetando el eje norte sur, los proyectistas disponen los principales edificios del jardín olímpico a los costados de una magnífica avenida. El complejo remata en los bosques del parque forestal, conmemorando los inicios de la cultura China y su estrecha relación con la naturaleza.

Plan general de la Villa Olímpica de Pekín

Dos de los edificios más conspicuos en este complejo son el Estadio Nacional y la Piscina Olímpica.


El proyecto de Herzog & de Meuron el estadio significa una nueva visión en cuanto a mega estructuras se refiere. En un entreverado armazón, arquitectura y estructura se hacen una hasta conformar un enmarañado nido que sin embargo sorprende pos su contundencia.

De la misma forma, y simulando la geometría orgánica de la naturaleza, la Piscina o Watercube de PTW Architects liga forma arquitectónica con entramado estructural en una obra sin precedentes en cuanto a piscinas olímpicas se refiere. La simpleza de la concepción general del edificio (un mega-cubo) se contrapone con el delicado tejido que a manera de burbujas compone la fachada y el interior del equipamiento, reemplazando completamente el omnipresente esquema de viga-columna utilizado generalmente para tales fines.


Por supuesto, ambas estructuras , el estadio y la piscina, se apoyan en sofisticados estudios antisísmicos y de seguro supondrán una innovación en el diseño de estructuras deportivas.

Plataforma Arquitectura ha publicado interesantes fotos del proceso constructivo tanto del estadio como de la piscina.

c) Hacia el sur, el proyectista Albert Speer propone el eje ecológico de la ciudad, apoyándose en desarrollo de la Nueva Estación Central y la Expo Verde, la cual podría servir de apoyo durante la Exposición Universal de Shanghai 2010. Alrededor de ellos, nuevos comercios y residencias impulsarán el desarrollo del Nuevo Sur de Pekín.

El planeamiento urbano de la capital china puede ser paradigmático en Asia. Contrariamente al caótico desarrollo de Tokyo, Pekín puede convertirse en un modelo de desarrollo buscando un equilibrio entre su riquísimo pasado y su prometedor porvenir, conservando su tradición pero abriendose a ideas e inversiones del mundo occidental (algo que Mao no habría imaginado ni en sus peores pesadillas). Sin embargo, el increíble desarrollo de China en los últimos años, engulle hasta atragantarse inmuebles de valor histórico, que sucumben ante el peso de modernos rascacielos. Algo que puede evitarse si el “país en el Centro del mundo” revalora su propio patrimonio. Algo que también nosotros deberíamos valorar en nuestras propias ciudades.

EL PANTEÓN

LA LUZ ...


THE LIGHT AND THE PANTHEON
ENGLISH SUMMARY FOLLOWS SPANISH.

“El templo (el Panteón), abierto y secreto, estaba concebido como un cuadrante solar. Las horas girarían en el centro del pavimento cuidadosamente pulido por artesanos griegos. El disco del D0A, reposaría allí como un escudo de oro. “
“Memorias de Adriano”, Margerite Yourcenar

Su luz inspiró a Le Corbusier en 1911. Es aquí donde Tadao Ando decidió que quería ser arquitecto en 1965. Rem Koolhaas lo llama el edificio más bello del mundo. El Panteón, el edificio romano más visionario, y afortunadamente el mejor conservado, fue construído originalmente por el general y luego edil de Roma Agripa, siguiendo una forma rectangular.

Panteón original de Agripa (en rojo) y reconstrucción de Adriano

Pero fue Adriano en 125 DC quien lo reconstruyera en la forma cilíndrica en que lo vemos hoy, y tuvo la hidalguía de colocar el su fachada la inscripción original "M·AGRIPPA·L·F·COS·TERTIUM·FECIT" (lo construyó Marcos Agripa en su tercer consulado).

Inscripción original en el frontis del Panteón, hecha por Agripa y replicada por Adriano.

Eso lo sabemos, según el experto Juan Tineo, debido a que al hacerse excavaciones, todos los ladrillos tenían la marca de Adriano, y no de Agripa, como se había sospechado por muchos años. Adriano era un apasionado de la arquitectura y casi un arquitecto amateur y diseñó el Panteón junto a Apolodoro de Damasco, un famoso arquitecto de la época quien, por una desaveniencia con Adriano, fue mandado ejecutar por su patrón (afortunadamente esa costumbre no ha prevalecido entre los arquitectos y sus clientes).

Reconstrucción del Panteón en tiempos romanos.

El nombre del Panteón viene del griego Pan Theon (Πάνθεον) que significa "templo todos los dioses", y aunque se desconoce el nombre original del templo, servía para la adoración de todas las deidades romanas.



La fachada está compuesta por 16 finas columnas hechas de granito egipcio, sosteniendo un tímpano griego. Las vigas estaban cubiertas en bronce.

El bronce que cubría las vigas fue removido por el papa Urbano VIII

De aquí, se ingresaba al área circular por medio de dos enormes puertas de bronce, de 7 m de altura.
Sección y planta del Panteón

El interior del Panteón es un espacio impresionante gracias a su enorme cúpula, que con sus 44 m de diámetro era dos veces más grande que cualquier cúpula que haya sido construída antes. Era además un diseño único, ya que la mayoría de los templos tenían el espacio poblado por columnas.


Para lograr sostener esta inmensa cúpula sin que colapse, los ingenieros romanos recurrieron a varios impresionantes recursos. En primer lugar, hicieron la cúpula bastante gruesa, con un espesor de 6.4 m en la base y 1.2 en el tope, y colocaron contrafuertes masivos insertos en las paredes. Además, colocaron unos anillos concéntricos para contrarrestar el empuje lateral de la cúpula.

Panorama del interior del Panteón. Hacer clic en la imagen para ampliar. Fuente Wikipedia

Toda la estructura se apoyaba en 6 soportes de 9 m de ancho, pero para ayudar a reducir su propio peso, se incluyeron canales vacíos, utilizados para inspección.

En la cúpula en sí se utilizaron cinco tipos diferentes de cemento, aligerándolo conforme alcanzaba altura, lo que redujo las cargas en un 80%. Utilizaron para ello una mezcla de concreto con puzolana (una arena volcánica que le otorgaba gran dureza) y tufo (una roca caliza). Las paredes utilizaron concreto macizo en el primer nivel y ladrillos de tufo en en el segundo.


Otra forma de reducir el peso de la cobertura y además aumentar su calidad estética fueron las perforaciones en forma de casetones trapezoidales, las que se hallaban decoradas en bronce dorado y con motivos florales.

Proceso constructivo de la cúpula.
Imagen cortesía de National Geopraphic

Dentro de las paredes, se dispusieron unos arcos que servían para direccionar las cargas hacia los soportes y a la vez reducir el peso de la estructura.
Arcos internos en las paredes del Panteón

La luz cae del gran ojo central (oculus) de la cúpula de 8.9 m de diámetro, enfatizando la curva del techo a través de un juego de luz y sombra. La luz viaja 43 metros para simbolizar la conexión de los cielos con el mundo terreno. El interior transmite una sensación de grandiosidad y armonía.

Las proporciones del edificio fueron cuidadosamente estudiadas, el radio de la cúpula era el mismo que la altura de ésta sobre el piso. "Las proporciones y la estructura del Panteón son representativos de la concepción religiosa de los romanos: la morada de los dioses, en la que Augusto pretende centralizar la gran variedad de cultos de la religión romana y que se presenta con una arquitectura de síntesis del cielo y de la tierra, "Como arriba es abajo, como abajo es arriba" (Vía Jaquita)

Proporciones geométricas del Panteón

El Panteón fue el primer templo pagano en ser transformado en una iglesia dedicada a Santa María de los Mártires (609), por lo que se salvó de ser destruído durante la edad media.
El monumento se mantuvo intacto hasta, en que el papa Urbano VIII Barberini le removió las tejas y las vigas de bronce para fabricar balas de cañón que se encuentran en el Castillo Sant Angelo y para construir el badalquino en el Vaticano, obra de Bernini.

Fue Bernini también el que en el siglo XVII incluyera dos campanarios en la fachada del Panteón, llamados popularmente "orejas de burro", y que fueron eliminadas en 1893.

El Panteóna finales del siglo XIX, con los campanarios añadidos por Bernini

Originalmente, el espacio frente al Panteón era un ámbito cercado, un recinto en cuyo centro se ubicaba un arco.

Posteriormente este espacio se convirtó en un espacio irregular, la plaza de la Rotonda.


En esta plaza, en 1711 se colocó un obelisco egipcio, sobre la fuente de mármol diseñada en 1575 por Giacomo Della Porta, el mayor creador de fuentes en Roma

Desde el Renacimiento, el Panteón es usado como tumba de grandes personalidades (de allí que en algunos países el término panteón se usa como sinónimo de cementerio), como los pintores Rafael Sanzio y Caracci, el arquitecto Peruzzi y el rey Víctor Manuel II entre otros.

El edificio fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.